Maravillas de Chonchi, parte IV: nuevos descubrimientos


Les presento la cuarta versión de las ¡Maravillas de Chonchi!, pues la ciudad no deja de ofrecernos vistas y perspectivas que sorprenden; claro, esta es una ciudad pequeña y de pocos Km cuadrados, respecto de Castro o Ancud, pero lo lindo de Chonchi es que es una ciudad pintoresca, llena de rincones y detalles dignos de mirar y meditar de ellas. He aquí lo que he observado:

Perfil más bonito del centro de la ciudad.

Este es un perfil del centro de Chonchi que estaba escondido tras la calle Centenario. En un instante pasé a un largo pasaje de cabañas nuevas de la ciudad, hasta que llegué al final, donde hay una gran cuesta y de repente me encontré con esta linda vista de la iglesia y casas patrimoniales varias. Según algunas fuentes bibliográficas, por aquí pasaba antes la calle hacia el bordemar (bueno, era un camino informal) antes de que se hiciera la Calle Centenario. Este camino desaparecido bordeaba un estero, que aún está, y llegaba hasta la playa, hoy Costanera. Eso sí, he visto algunos vestigios de este camino. ¿Será? no lo sé.

Iglesia y entorno

Otro perfil de la iglesia y las casas, pero desde otro lugar; exactamente desde una casa de rehabilitación de la misma parroquia de Chonchi. Esta postal y la anterior son semejantes a cualquier pueblo europeo en medio del campo, eso sí, enteramente de madera. En Chonchi no hay nada que envidiarle a aquellos pueblos del viejo continente.

Pórtico de Casa Álvarez, frente a la Plaza

Este es el acceso de la Casa Álvarez, frente a la plaza principal de Chonchi. Fuera de la gran casa, hacia dicha plaza, hay un gran balcón, donde se aprecia una linda vista hacia el segundo piso de la ciudad y también de la plaza, desde un punto alto.

Casa chilota (techos de tejuela) en Calle Centenario

Esta es una casa al más puro estilo chilote, en calle Centenario; tiene paredes exteriores de madera, y hasta el techo es del mismo material. Las únicas construcciones con estas características son la Casa Parroquial al lado de la Iglesia, y esta casa.

Detalle de Ochavo, Casa Esquina en Centenario con Pedro José Andrade

Pedazo del ochavo de la Casa Esquina, cerca de la Costanera de la ciudad. Con el paso de los años se ha ido desgastando, y las vigas estructurales se van fatigando, por lo que la casa se va inclinando y desfigurando. Antes, según una foto antigua, esta casa tenía un pequeño balcón en el segundo piso de la esquina.

Casa vieja, mi hermano en esquina.

Otro ochavo en esquina de una casa (Centenario esquina P. Aguirre Cerda), pero con mi hermano menor Ismael como habitante temporal de este lugar… Lo más raro de esta casa vieja, es que está muy alta respecto a la Calle Centenario; me contaron gente de Chonchi que después del terremoto del 60, la calle en este tramo se tuvo que emparejar y rebajar para hacerla más transitable. Si algún chonchino lee este párrafo, corríjame si sabe otro dato respecto a esta casa.

Un perfil marino bastante bello

Desde un campo abierto en medio de la ciudad (donde después llegó el dueño a echarme de allí) vi este hermoso perfil bordemarino de la costanera de la ciudad, con el nuevo Mercado Municipal al fondo. A pesar del crecimiento de Chonchi, aún se mantienen estos campos -retazos de campo- en medio de la trama urbana. Pienso a veces que así deben ser las ciudades, incluyendo naturaleza en medio de ellas.

Casa solitaria en la periferia de Chonchi.

Esta casa solitaria en medio de la naturaleza, está en la periferia; en un pequeño cerro. De a poco las casas van llegando hasta este bello lugar. Cuando tomaba el bus para Castro desde el paradero, siempre miraba esta casa de lejos, y me intrigaba por su imponencia al terreno llano y suave, así que un día tome una bicicleta y quise llegar hasta allí para tomarle una foto. Quizás la arquitectura de la casa no es muy expresiva, pero el lugar escogido para establecerse fue el mejor. (En eso Chiloé se privilegia, y sus habitantes han sido y son muy certeros para elegir el emplazamiento de las construcciones).

Antiguo Chalet de lado.

Vista lateral del Antiguo Chalet, ubicado en un lugar apartado cerca de la Costanera. (clic aquí para ver la fachada principal del Antiguo Chalet). Una de las cosas más lindas de estos parajes es su acceso lleno de árboles añosos y eucaliptos gigantes, donde el olor de estos árboles se percibe. La soledad de esta casa rodeada de naturaleza contrasta totalmente con la costanera que está a unos pasos de ella. Yo creo que debería ser un excelente atractivo turístico o complejo turístico. (Aunque es actualmente una posada).

Pórtico de Iglesia San Carlos

Este es el pórtico de la Iglesia San Carlos de Borromeo, nuevamente con mi hermano Ismael en la foto. Por ser tan angosto, no permite mucho la interacción social allí, aunque algunos jóvenes siempre están sentados en las bases de las columnas. Lo más bonito de la iglesia no es tanto su forma o su decoración (ese es un punto de vista mío, por si acaso), sino la imponencia frente al paisaje, y a mí me produce asombro verla a 10 metros de distancia, porque de verdad la iglesia es muy alta.

Yo en rampas del Mercado municipal, otra \

Este soy yo, caminando por la rampa del Mercado Municipal. Aunque es un poco tedioso subir dando vueltas (bueno, este es un acceso para discapacitados, creo yo, porque igual hay una escalera), lo lindo es ir, por un lado, observando el mar, la playa; y al dar una vuelta, estás mirando la Costanera, los cerros y los barcos. Es realmente impresionante para mí. Creo que este efecto también lo quiso lograr el arquitecto Oscar Niemeyer en el Museo de Arte Contemporáneo de Niteroi con sus rampas curvas, pues al subir, se producen distintas vistas del entorno.

Ventanales del Mercado Municipal

Al llegar arriba en las rampas, se produce esta vista del mar; una de mis fotos más bonitas, según mi opinión. Las ventanas que se observan, ninguna es igual a otra. Cada sección es diferente.

Mercado, casas y mar

Aquí se impone de una forma respetuosa el mercado hacia el mar, su forma es coherente con las demás casas, pero contrasta fuertemente con el mar tan tranquilo de la Bahía Yal (así se llama este pedazo de mar).

Sra. Violeta

Por último, en esta cuarta edición de las Maravillas de Chonchi, muestro una de las tantas casas patrimoniales de la Calle Centenario. Esta digna y gigantesca casa está frente a la casa esquina, la ya citada anteriormente. Esta casa, según planos, lo que he visto y lo que me han dicho, tiene un patio interior, algo inusual en estos lugares. Esta casa pertenece a la dueña de una escuela de música que se llama In Crescendo; donde mis hermanos y yo asistimos alguna vez a aprender flauta, piano y guitarra.

Ver más Maravillas de Chonchi:

Maravillas IMaravillas IIMaravillas IIIMaravillas IVMaravillas V Maravillas VIMaravillas VIIMaravillas VIIIMaravillas IX

ARQ|20 Síguenos en Twitter: arquitectura20

Anuncios

Acerca de Raúl Meza Lorca
Arquitecto, de la Universidad Austral de Chile. Diplomado en Tipografía, en la Universidad de Chile.

4 Responses to Maravillas de Chonchi, parte IV: nuevos descubrimientos

  1. José Caamaño F. says:

    Estimado Raul.

    No he tenido el privilegio de conocer La Isla. El pais se me termina en Puerto Montt.

    Confío que el Señor me dará la oportunidad de conocer todos esos hermosos lugares.

    Al ver tus publicaciones me imagino que debe ser maravillosa toda esa zona.

    Dios te bendiga

  2. Ismael Meza says:

    Yo encuentro que el Raúl es un LOCO

  3. Pingback: ¡ARQUITECTURA|20 cumple 3 años! « ARQUITECTURA | 20

  4. Mariela Silva says:

    Qué interesante! me gustaron las fotografías…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: