Las mejores fotos que he tomado


Estas fotos son las que más me gustan, una es por el lugar y otra es por el encuadre, el color y la luz. Pero cada lugar de los que saqué, me atrae y tiene una cosa especial que no sé que es. Considero que al tomar una foto, o croquear el lugar, hay que abarcar todo lo que sea necesario para explicar lo que se quiere mostrar. Eso sí, una fotografía nunca va a expresar completamente lo que uno ve con sus ojos, pero estas fotos es lo más cercano a la realidad según mi parecer. He aquí las imágenes:

Casa contigua a la plaza San Carlos

Casa de la Plaza San Carlos_ En un día nublado, casi para llover, tomé esta foto. Es una casa antigua que soportó el terremoto del 60, y hace unos pocos años fue refaccionado el revestimiento de la fachada que da a la calle, con puras tejuelas; quizás de alerce. Pasaron poquitos años para que la lluvia, el viento y el tiempo hicieran lo suyo en estas tejuelas. Una linda textura; no quería que nada opacara la belleza de lo desgastado, de lo café plomizo.

CECS (Centro de Estudios Cient�ficos Valdivia).

Estos son detalles de estilos neoclásicos (en puertas, ventanas y exteriores) y Art Nouveau (en sus enrrejados de hierro) del Centro de Estudios Científicos de Valdivia (CECS). Sacarle foto a una esquina es muy dificil para mí, pero finalmente logré capturar esta vista. Es raro este edificio: antes de ser un centro científico, creo que era un hotel alemán… pero el negro predominante le da tintes industriales y parece que le quita las sombras a las formas de las cornisas, es extraño, pero atrayente.

Puerta escondida Art Nouveau, Valdivia.

Caminando por las calles de Valdivia, con cámara en mano, sin saber qué capturar, por una calle que se llamaba García Reyes, encontré – escondida – una puerta del estilo Art Nouveau de colores verde y amarillo claro. Yo pienso que nadie se ha fijado en este detalle, por demás lindo, de una puerta trabajada con esmero y dedicación.

Una profesora en la carrera de Arquitectura nos decía que muchas casonas alemanas en Valdivia, casi todas, se pintaban de color amarillo claro, pues esto era una imitación del color de la piedra, o quizás del mármol que poseían las edificaciones alemanas, allá en su pais germano. Este color le da a las casonas un respeto, y a la vez austeridad.

Atardecer en el bordemar de Niebla, foto sacada desde el Fuerte de Niebla.

Atardecer en el bordemar de Niebla, foto sacada desde el Fuerte de Niebla_ Una de mis hermanas me dijo ¡Que linda te quedo esa foto! por capturar un atardecer nublado de forma nítida, sin que el sol me empañara el panorama. Cuando hay nubes ligeramente separadas, y el sol se cuela por allí, la luz y la sombra hacen maravillas… impresionan y deleitan.

Roquer�os Playa de Niebla, comuna de Valdivia.

Roqueríos Playa de Niebla, comuna de Valdivia_ en 2007, tuvimos que hacer una casa según un concepto arquitectónico, que era la idea de lo “desmaterializado” (objeto sólido que se va fragmentando). En ese entonces tenía que buscar algún objeto en la naturaleza que tuviera esta cualidad, para inspirarme en aquél. Y mi hermana Damaris me dijo: ¡Los roqueríos!… yo dije ¡Claro!… y le hice caso a ella, a pesar que ella estudió algo nada que ver con Arquitectura. Desarrollé la idea de los roqueríos, y como yo soy un poco osado con mis ideas, yo sostengo que “para hablar de algo de la naturaleza, hay que estar allí, sentirla, tocarla”. Así que fui a 17 Km de Valdivia hacia la costa, a Niebla. Fui a unos roqueríos, y allí quedé fascinado con las múltiples formas y colores que adoptan las rocas. La imagen anterior la tomé desde una gran altura, con riesgo de caerme… pero esta imagen representó mi idea de lo desmaterializado. (Bueno, el proyecto de este tema lo aprobé).

Frente al perfil más conocido de Valdivia

Este es el perfil más famoso de Valdivia, con mi hermana mirando. Un día salí con mi hermana Eunicia a recorrer los lugares más bonitos de Valdivia, así que fuimos caminando hacia la Isla Teja, en el área de los museos. Esta foto fue tomada desde el Museo Histórico hacia el centro de la ciudad. Lo que más me gusta de la foto es el tamaño que adquiere mi hermana dentro del cuadro y dentro del perfil de Valdivia, y ella parece que estuviera asombrada mirando la grandeza del borderío contrario.

Mi hermana Eunicia en puente Pedro de Valdivia

Ella es mi hermana Eunicia en el Puente Pedro de Valdivia, sobre el río Valdivia. Me gusta la foto porque ella se hace parte del perfil del fondo de la ciudad, como que se “mimetiza”. Además ella se apoya a la reja del puente y esto hace ver a ella más espontánea. Otra cosa destacable son los tonos verdes y amarillos del fondo, de la ciudad y el río.

Municipalidad de Valdivia

He aquí un volumen puro y bello, horadado por muchas ventanas pequeñas: La I. Municipalidad de Valdivia. Desde el primer momento que llegué a Valdivia, este edificio no me ha dejado de gustar por su imponencia sobre el suelo y por sus colores, porque al ser pocos y escasos, muestran fielmente el comportamiento de la luz y de la sombra. Es un edificio potente y atrevido. Al acercarse a la Municipalidad desde abajo (donde tomé la foto) se ve muy grande y pesada, pero bonita. No sé, pero yo creo que los edificios antiguos, esos llenos de detalles y formas caprichosas, cansan de mirarlos, pero estos volúmenes simples y poco adornados, son más eficaces y misteriosos.

Una manzana de Valdivia

Manzana compacta del Centro de Valdivia, al lado de la Catedral._ Hace mucho tiempo atrás, hice una investigación sobre los “intersticios” de Valdivia (espacios pequeños o residuales entre una edificación y otra), y había que buscarlos en el centro de la ciudad, pues allí las manzanas son más compactas y hay más densidad en aquellos lugares, por tanto, encontré esta manzana que se encontraba al lado de la Catedral católica. Pero no solo había que analizar ese pequeño espacio Intersticio, sino hacer un estudio completo de toda la manzana. Así que tuve que hacer malabares para conseguir cualquier imagen de la manzana, así que me subí a un edificio como de 12 pisos que estaba cerca, y cuando me asomé a la ventana, me asusté y me sorprendí a la vez, porque todo se veía lejos y podía ver toda la manzana. Una de las imágenes de ella es la que está en la foto. La luz tardía del sol le da tonos amarillentos y cálidos al paisaje.

Mi hermana en el muelle de Huillinco

Una vez fuimos a un pueblo que se llama Huillinco, que estaba a 10 Km. de Chonchi en Chiloé; creo que en otro post (Relato: la despedida de mi ciudad) detallé un poco a este pueblo, que tenía un muelle de ciprés que se interna en las aguas del lago del mismo nombre. Este muelle es muy conocido turísticamente, por la belleza plomiza que tiene la madera, y por la trama que produce la madera en contraste con las aguas del lago tranquilo. Pero por abajo del muelle la visión del lugar es más potente y bella. Caminando con mi hermana y un amigo de ella, yo le dije a ella: “te voy a sacar una foto ahi”, así que le tomé la foto, pero en sepia. Quedó fenomenal, aunque hubiera sido más bonito que sea con los colores naturales del lugar.

Maqueta Proyecto Final 2007, Taller I, Arquitectura.

Maqueta Proyecto Final 2007, Taller I, Arquitectura_ Volviendo al tema de la desmaterialización que había hablado denante, esta es la maqueta final del proyecto. Lo más destacable de la imagen es que la había sacado rápidamente, pero el tratamiento de la luz y el color quedó super bonito. Esta imagen la tomé como a las 5 de la madrugada del día anterior (a horas) de la entrega final del proyecto. La perspectiva de la maqueta es extraña y hermosa.

Muelle sector Arica, frente al Islote Haverbeck, Valdivia.

Este es un muelle en el río Valdivia, en un canal que se llama Haverbeck, pues al frente (en la imagen) aparece el islote Haverbeck (es pequeña la isla). El sector se llama Miraflores. Este lugar nació también de una observación arquitectónica del enlace de la ciudad con el río, y me di cuenta que este lugar es uno de los más conectado con el agua pero de una forma pequeña, de una forma íntima. Este día en invierno estuvo raramente soleado y con pocas nubes, además no había viento. Por ello me quedó una imagen de colores y luz muy raros, el reflejo que producían los barcos en el agua es idéntico al objeto original, es impresionante. Este lugar de Valdivia es el que más me gusta, porque para llegar al río no es necesario caminar tanto; está allí mismo, uno se puede subir a los barcos y tirarse un piquero y mojarse los pies también.

Detalle de una casa vieja solitaria en Chonchi.

Detalle de una casa vieja solitaria en Chonchi_ A veces, estas casonas solitarias en los campos chilotes o en las playas son más misteriosos y atrayentes que las de la ciudad. Esta casona rojiza es una de ellas. Está en la playa de Chonchi, al costado de un astillero, donde hacen lanchas de madera muy bonitas.

Desde chico esta casona me ha intrigado. Tras ella hay muchos manzanos, como 20, donde a veces sacábamos manzanas de las ramas que sobresalían de la reja del cerco, pero la señora dueña de casa se daba cuenta y nos echaba, incluso una vez nos tiró piedras. Una cosa que más me gusta, pero la encuentro misteriosa es la puerta de acceso, la que se ve en la imagen. ¿por qué? es por esos dos rombos de vidrio que tiene, los encuentro geniales y le dan un aire de misterio a la casa. Quizás otra persona diría que estoy loco, pero a mí me pasa esa sensación con las puertas horadadas con rombos o círculos. Es que, cuando yo vivía en el Puerto de San Antonio, paseaba por barrios viejos de los años 30 y 40, de casas simples, de cemento, con ventanas pequeñas y con un gran muro desnudo. En una de estas casas misteriosas, en una calle que se llamaba Tacna, del barrio de Barrancas, había una que me llamaba la atención: en su puerta grande, al medio, tenía una pequeña ventanita con forma de rombo, y nunca me ha dejado de intrigar, desde niño. (Algún día, cuando vaya a San Antonio, voy a buscar esta casa y la voy a fotografiar para mostrarles).

Mi hermano Ismael en una esquina de la calle Centenario, Chonchi.

Ël es mi hermano Ismael en una esquina de la calle Centenario, Chonchi; en una casa antigua que ya se va a caer a pedazos…. donde está él pisando, ese era el nivel anterior de la calle (antes de 1960), y yo no estoy acostado en el suelo, por si acaso, sino parado sobre la vereda actual. Esa puerta nunca he visto que la abran, así que sacando una foto allí no creo que nadie se moleste. Los colores desgastados de la casa son lindos, sobretodo la perspectiva con que las saqué… desde muy abajo.

Casa Esquina, Chonchi.

Casa Esquina, Chonchi: la famosa casa de la esquina que alguna vez subí a este blog, en Maravillas de Chonchi (parte 1). Lo malo de esta foto es que no se ve nadie caminando por estos lugares tan transitados, y eso a mí me interesa, para saber las proporciones y el tamaño de la casona. Quizás los que ven esta foto pensarán que siempre Chonchi es así de deshabitado, pero es mentira, no es tan así. El amarillo claro desgastado (color también de las casonas alemanas en el sur de Chile, eso que esta casona no es alemana) con el plomo natural de la madera son interesantes, y también la forma no común de la casa pues se acomoda al terreno.

Lancha y mar

Una lancha azulada en una playa pedregosa de Chonchi. Es impresionante la textura del mar, porque las aguas están extremadamente tranquilas y no hay viento. Así sucede en estos mares interiores, esa quietud plena del agua, donde en verano a veces es aburrido nadar y bañarse, pues no hay olas y lo que queda por hacer es tirarse un piquero de una roca. Al fondo, casi imperceptible, está el pueblo de Vilupulli, que significa “Loma de culebras”, con su iglesia Patrimonio de la Humanidad).

Esta foto muestra en su plenitud la irregularidad del urbanismo chonchino, con la torre colorida de la Iglesia San Carlos que corona el paisaje urbano. A pesar de que la imagen parece desordenada por la gran cantidad de elementos y colores y movimiento, igual la variedad de cosas es bonita y destacable. El terreno de Chiloé también ayudó a que los pueblos se formaran de acuerdo a él y formaran una unidad bella.

Estas son múltiples tejuelas de mi casa en Chonchi; y es parte de una ampliación de la casa que se hizo hace más de 10 años. Acertada ampliación, que fue revestida con tejuelas de alerce que se desgastaron con el tiempo. Una vez, quedaron brasas medianamente encendidas a los pies de la casa, y de pronto comenzó a quemar las tejuelas; una vecina nos alertó y rápidamente apagamos el fuego. Qué susto pasamos. Pero justamente mi madre tenía unas tejuelas que le regalaron para artesanía, y con ellas reparamos la parte quemada. Una vez que mi abuelo desprendió las tejuelas quemadas, se vio escondido el color real rojizo del alerce. Una muy bonita foto, que usé mucho para fondo de presentaciones de powerpoint. El año pasado, mi hermana me pidió diseñarle el PowerPoint de su defensa de tesis, que se trataba de la salud sexual de mujeres de tercera edad en Chiloé, así que puse como fondo estas tejuelas… el diseño me quedó precioso, además a mi hermana cuando disertó, a los profesores les gustó harto el diseño (y la presentación también).

Después de haber leído las descripciones de las fotos, me gustaría harto que el que lee, tú, escogiera cuál de las imágenes consideras la mejor y coméntala.

U N     P O S T     D E     A R Q U I T E C T U R A    |    2 0

ex INQUIETUDES a los 20

Raúl Meza Lorca | Todos los derechos reservados

Anuncios

Acerca de Raúl Meza Lorca
Arquitecto, de la Universidad Austral de Chile. Diplomado en Tipografía, en la Universidad de Chile.

8 Responses to Las mejores fotos que he tomado

  1. Damaris says:

    Excelente

  2. CRISTIAN says:

    Puta raduul, tu blog la lleva….creo que toda la masa de weones deverian leerlo como cultura general. De a poco me dare el tiempo de leerlo entero porque tiene harto que ver. Es bacan ver esa dedicacion para ver una ciudad y el mundo desde un punto de vista tan sano.

    Suerte en lo que queda del año.

    ah, cambie de nombre mi mail, ya sabe asi que a agregar !!

  3. CRISTIAN says:

    digo, mi blog, no mail ajjaa

  4. josé says:

    muy buenas fotos puse en goolgue art nouveau y llegué aca. saludos! tambien estudio arquitectura.

  5. alejandro lepe guarda says:

    Estimado Raul: felicitaciones por las hermosas fotos, especialmente de Valdivia. Me gustó esa observación que las casonas estilo alemán, eran pintadas de color amarillo claro, evocando una piedra de aquellas tierras alemanas. Afectuosamente, Alejandro.

    • Raúl I. Meza L. says:

      gracias por el comentario don Alejandro. Los comentarios me motivan a seguir actualizando mi blog y a ver que lo que expreso en esta página es considerado.

  6. DENISSE says:

    QUE LISNDAS TUS PALABRAS YO = SOY ARKITECTO…. Y ESTABA MEDIA DESSENCANTADA.. PERO TUS PALABRAS ES LO MISMO K SENTIA YO CUANDO EMPECE A ESTUDIAR…
    OJALA SINTIERA LO MISMO AHORA AJAJAJA
    FELICIDADES !

  7. mario mendoza says:

    …la muni de Valdivia, opus magnum de la Kika Schweitzer, mi profe en Valpo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: