Curaco de Vélez, ciudad pequeña pero elegante


A 10 kilómetros de Achao, dentro de la misma isla de Quinchao existe una ciudad pequeña y muy tranquila, pero que guarda un pasado muy fructífero, y tiene un presente calmo y ordenado. Es la capital de la otra comuna existente en la Isla, que es Curaco de Vélez. Actualmente tiene todas sus calles pavimentadas, sus veredas con motivos coloridos y su plaza es muy urbana, como toda su ciudad lo es (porque a pesar de ser pequeña, es muy compacta). Es una de las comunas elegidas para ser Comuna del Bicentenario (de la República de Chile), por esto está tan ordenada y mantenida. Aquí nació Galvarino Riveros, un soldado de la Guerra del Pacífico, y de hecho su cripta y tumba están en la plaza de la ciudad.

Su urbanismo y arquitectura son herencia del pasado; y estas cosas sumadas al buen mantenimiento, hacen demostrar que la ciudad está bien desarrollada, aunque sea pequeña.

Iglesia y plaza

Iglesia y plaza

Este es el centro de la pequeña ciudad, donde existe una plaza rectangular con árboles a los lados y un centro de plaza dura, libre de vegetación. De las ciudades chilotas que he conocido, esta es una de las mejores plazas, porque es muy urbana e invita al encuentro de las personas; está adecuada al futuro crecimiento de la ciudad. Al fondo se ve la iglesia San Judas Tadeo, una iglesia chilota moderna construida después de un incendio en la década de los 70, antes había una iglesia patrimonial muy bonita.

Torre iglesia

Torre iglesia

La iglesia de cerca, se observa que ha sabido mantener la tipología chilota (aunque en otra forma) y la materialidad en tejuelas. A pesar que es bastante moderna para su contexto, ha mantenido su condición de hito con su torre alta, como lo asumen las iglesias chilotas tradicionales. Lo malo es que no pude entrar al templo para conocerlo bien, o subirme a la torre como lo suelo hacer con todas las iglesias, pero igual se entiende el edificio.

Casa en plaza de Curaco de Vélez

Casa en plaza de Curaco de Vélez

Una casa con esquina curva, en uno de los costados de la plaza. Para el constructor chilote, creo que las curvas hechas en madera no eran impedimentos para él; ya lo hemos visto ampliamente en las iglesias patrimoniales antiguas, en arcos o bóvedas, y otras manifestaciones. Cuánto menos esta esquina, debió ser fácil hacerlo. Pero aquí vemos otro tipo de construir una esquina, mediante una curva, y la madera como textura y estructura se ve muy plástica y muy bonita.

Iglesia y escudo de la ciudad

Iglesia y escudo de la ciudad

Mirando hacia la iglesia, encuentro en el pavimento el escudo de la ciudad hecho con mosaicos de cerámica, donde el escudo reza: “Curaco de Vélez, Cuna de Héroes”, yo creo que aludiendo a Galvarino Riveros, como ya lo mencioné. Este escudo está en el centro del sector duro de la plaza, y es como “la guinda de la torta” de la bonita plaza; es un adorno que embellece el centro de la explanada, y justamente está frente a la iglesia católica.

Casona Curaco de Vélez

Casona Curaco de Vélez

Otra bonita casona frente a la plaza. Este es uno de los muchos exponentes de arquitectura simétrica de las casas, pero de novedoso tiene que en el segundo piso, a cada costado de la casa, una corrida de ventanas; lo que demuestra que existe una preocupación de la iluminación interior de la casa, y también de tener la mejor vista de la plaza y del mar. Un atisbo de modernidad.

Tumba Galvarino Riveros

Tumba Galvarino Riveros

A un costado de la plaza está la cripta con la tumba de Galvarino Riveros Cárdenas, un soldado que estuvo en la Guerra del Pacífico. Acá debe ser muy respetado, por eso está el monumento con su tumba a un lado de la plaza.

Pasaje antiguo

Pasaje antiguo

Caminando por la ciudad, entre sus pocas calles, me encontré este pequeño pasaje con dos casas antiguas.

Calle Errázuriz

Calle Errázuriz

Ya saliendo del pasaje, se encuentra este bello espectáculo de casonas neoclásicas de madera, todas de buena calidad arquitectónica, con bonitos colores desgastados. Lamentablemente, la casa que está en primer plano estaba demolida, sólo quedaba la pared del primer piso que da a la calle; seguramente al futuro habrá una casa totalmente ajena a su contexto como está pasando en todas partes, ojalá no ocurra.

Casona 1

Casona 1

Esta casona es digna por su sencillo volumen, grandeza y por estar cubierta totalmente de tejuelas. Además tiene bonita proporción en su primer piso, algo que se echa de menos en las casas actuales chilotas

textura de casona 1

textura de casona 1

Dicha casa estaba pintada de amarillo ocre, pero el tiempo, la lluvia y el frío la ha desgastado para ser un color más bello, degradado hasta llegar al color de la madera.

Casa rojiza

Casa rojiza

Esta, creo que debe ser la casa más linda de Curaco de Vélez, y creo, de todo Chiloé. Tiene todas las cualidades: es proporcionada, simétrica y es un volumen muy bonito, además tiene un color rojizo agradable a la vista. En el centro tiene un balcón.

Lo que más me llama la atención es el costado de la casa (el que se ve). El volumen es sacado de un galpón simple a dos aguas, al que se le hicieron “cortes” en los lados, y al centro se le pusieron ventanas con un rombo arriba. Genial creación.

Casona rojiza

Casona rojiza

Generalmente en las casas chilotas, sólo las fachadas son las más decoradas o las más pintadas, por eso la diferencia de color entre el frente y el costado. Pero el lado igual resulta ser atractivo a la vista.

Ochavo de casona

Ochavo de casona

Me había quedado atónito frente a la casona rojiza, pero después me fui al frente, y vi una casa de tejuelas sin pintar, pero con buena composición de volumen. Esta esquina con puerta resulta ser una de las más bonitas partes de la casa, por el techo que cobija este acceso.

Casona almacén

Casona almacén

Esta calle llamada Errázuriz, resulta que tiene una curva en una parte, y esta casona verde la supo aprovechar. Ya eran las 1 de la tarde y no había comido nada, así que después de sacarle fotos, tuve que ir a comprar algunas cosas para comer en este almacén.

Otra casona

Otra casona

Ya saliendo de la ciudad, caminando hacia la carretera encuentro otra casa bien bonita. Me llamó la atención la ventana con forma de rombo, pero más parece una ventana que era rectangular y que después fue girada.

Tejuelas desgastadas

Tejuelas desgastadas

Las tejuelas son todo un clásico en estas tierras, tanto como los palafitos o las iglesias de madera.

casa atípica

casa atípica

Casi saliendo, me encuentro con una casa medio chilota medio foránea…. Otra más de las manifestaciones arquitectónicas que le aportan variedad y calidad a la ciudad.

BONUS TRACK: En el balseo hacia Dalcahue, encuentro esta maravilla de palafito que vive entre las mareas del canal, que está convertido en restaurant.

Palafito en balseo

Palafito en balseo

U N     P O S T     D E     A R Q U I T E C T U R A    |    2 0

ex INQUIETUDES a los 20

Raúl Meza Lorca | Todos los derechos reservados

Anuncios

Acerca de Raúl Meza Lorca
Arquitecto, de la Universidad Austral de Chile. Diplomado en Tipografía, en la Universidad de Chile.

One Response to Curaco de Vélez, ciudad pequeña pero elegante

  1. Adrian says:

    Linda as casas que hacen historia. Vivo en Pucon a orillas del lago Vilarrica. Conozco algo de Chiloe pero no conozco Curaco de Veliz. CONOZCO Dalcahue. Espero pronto, conocer , Dios mediante su hermosa ciudad! Hasta Pronto! !, Hermoso Chile!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: