La pequeña y misteriosa Isla Aucar, Chiloé


Aucar es una pequeña isla que está cerca de Quemchi, en una comuna norteña de Chiloé. Es también llamada “La isla de las almas navegantes” pues un escritor chileno conocido, nacido y criado en este lugar, Francisco Coloane; la bautizó así pues asimiló la isla como un lugar donde habían muertos enterrados, esperando zarpar algún día.

Esta explicación es acertada, pues la Isla Aucar es un territorio rodeado de mar que está muy cerca de territorio firme (Cercanías de Quemchi), y las mareas hacen que a ratos la isla esté unida con esta tierra firme, donde se puede llegar caminando a esta isla, y cuando sube la marea, la isla se separa. Por esto parece un barco listo para zarpar.

Lo de “muertos enterrados” o “almas”, es que la isla es en gran parte un centro ceremonial con un cementerio pequeño, donde la memoria de muchos de los que se les murieron sus seres queridos está unida a esta isla. También hay una iglesia pequeña y un jardín botánico, lo que le da sentido a una pequeña porción de terreno en el mar.

Mapa de ubicación de la Isla Aucar, cercana a Quemchi.

Pero entre todas estas pequeñas maravillas, hay algo que le da misticismo a la isla: es un gran puente de madera nativa de 500 metros de longitud, y de 2 metros de ancho que permite llegar a la isla más fácilmente caminando a través de ella. Fue construida en los años ’80 para que en cualquier momento se pudiera atravesar a la isla, estando alta o baja la marea, y sobre todo para las celebraciones religiosas que se hacen aquí.

Más detalles de Aucar, después del salto…

El puente tiene una estructura bastante sencilla, pero se repite en un montón de ocasiones, haciendo que se convierta en una “cadena” de madera muy bella, formando una línea recta que se contrasta con las curvas del paisaje, pero que interactúa con la línea del mar. Es una gran experiencia cruzar un puente para llegar a un terreno que aparentemente se ve imposible llegar a él.

Acercándose al mismo puente, aparecen las vetas de la madera desgastada por el tiempo, que la hace ponerse gris. Cuando uno va caminando por este lugar, generalmente todo el rato uno está mirando hacia abajo, porque las tablas gruesas están ligeramente separadas, y al fondo se ve el mar. La parcial vejez de la estructura, hace que uno tenga una actitud distinta al transitar por el puente, más pausada y observadora.

Ya de lejos se ve el pequeño pedazo de tierra, con muchos árboles, pero que en la mayoría son álamos; especies no autóctonas de Chiloé. (por si acaso, los álamos fueron traídos por los españoles).

Mirando hacia atrás, se ven dos personas tranquilamente caminando sobre esta preciosa pasarela, con una marea alta y calma.

Ya se acerca el fin de esta larga e interminable pasarela, para llegar al misterio de la pequeña isla Aucar, antecedida por una playa verdosa y una bandada de pájaros. Nos acercamos a algo que no sabemos que ocurrirá despues.

Al fondo, se aprecia la ciudad de Quemchi; que es la dueña de este espacio público sagrado. Esta isla es una gran atracción turística dada su singularidad y su gran puente que la cruza.

Ya entramos a la Isla Aucar. Aparece una hilera de álamos que reciben al visitante, con un letrero de madera, grande, que dice “Isla Aucar, la Isla de las Almas Navegantes”. Luego se ven muchas plantas ornamentales, cada una con su nombre grabado en madera, un letrero de bienvenida, y un camino de pasto medio misterioso. Más allá, hay un cementerio rodeado por rejas de madera, y una gran explanada con una iglesia lejana y pequeña

En realidad, uno se da cuenta que la isla Aucar es un pequeño cerrito. En la parte más alta, y después de subir una pequeña cuesta, se ve la sorpresa: la explanada y la iglesia lejana. El lugar está rodeado de árboles apretados, y ni se percibe la sensación de estar en una isla, pero detrás de esta vegetación está la playa en un bajo.

En algunos lugares pequeños de la isla, hay unos bosquecitos que encierran a una persona, para darle un sentido de incertidumbre mientras camina. Más abajo, aparece la playa con muchos espacios de pasto, y un sinfín de aves.

Ya regresando hacia tierra firme, y saliendo de Aucar, se vuelve a experimentar el placer de caminar sobre madera, y sobre el agua, observando algunos cisnes de cuello negro recorriendo las aguas tranquilamente. Al conocerla, me di cuenta de que el espacio más pequeño en Chiloé, puede ser también el más misterioso e incógnito, pero a la vez el más bello. La experiencia comienza cuando uno recién se sube a recorrer el puente (pues el puente está a un nivel más alto que el terreno), hasta el momento de salir de la isla.

Es maravilloso que una isla entera sea un espacio público; a diferencia de un lugar público urbano como ser, una plaza, un parque, un río, un paseo; sino que en este lugar semi- rural, el espacio público, o, un parque, sea una isla entera. Qué privilegio para los quemchinos, y para Chiloé entero.

Anuncios

Acerca de Raúl Meza Lorca
Arquitecto, de la Universidad Austral de Chile. Diplomado en Tipografía, en la Universidad de Chile.

15 Responses to La pequeña y misteriosa Isla Aucar, Chiloé

  1. Mauricio Tocol Bahamonde says:

    es acogedor leer como aprecia alguien que visita este maravilloso lugar y a la vez se da cuenta de tanto detalle maravilloso que uno pasa por alto cuando naciste con esto y es parte de algo cotidiano, junto con agradecer quisiera hacer algunos alcances; 1° este puente se construyo entre los años 1973 al 1976 por la necesidad de llegar a la isla como bien decias, esto debido al terremoto del 60 ya que antes de esto se cruzaba por un barallon de piedra que hasta hoy se aprecia cuando la mar esta baja, 2°me gustaria invitarte a ti y todos los que se maravillan con esta islita a visitarla el 23 y 24 de septiembre donde se realiza la fiesta patronal del sector (Nstra.Sra. de la Mercedes), para verla llena de gente y su Capillita engalanada, 3°hoy este puente que conduce a la misteriosa Islita se esta cayendo de a poco y una vez mas son solo los vecinos del sector que se estan organizando para repararlo sin mayor espectativa ya que cada vez la madera es mas escasa y el dinero aun mas para comprar, por lo que se invita a aportar con esta causa, 4°hacer extensiva esta ultima invitacion.gracias

  2. Phil says:

    Agradezco haber conocido Aucar, la „isla de las almas navegantes.“ Es tan lejana como misteriosa. Traten de cuidarla y mantenerla.
    Celebro muchísimo el comentario anterior que hace sentir la preocupación por conservar lugares como este. En pensamiento estoy muy cerca de Mauricio, sintiendo que por estar en otro continente no pueda compartirlo directamente con Uds..
    Aprovecho de felicitar a Francisco Coloane por su obra en que mantiene vivo tiempos pasados.
    Phil (Alemania)

  3. Que interesada estaba en la reseña que estaba leyendo, muy bien redactada y descrita claramente por un arquitecto. que sorpresa ver que era tu Raul, te acordaras de mi? estudie contigo el primer año de Arquitectura en Valdivia. te felicito por tu reseña, estoy conociendo la isla en estas fechas y que agrado leer tan buena descripcion como la tuya.
    Al parecer ya eres Arquitecto. Felicitaciones!
    Saludos

  4. Es maravillosa la isla, recojedora y misteriosa, la visite de noche y lloviendo el pasado 15 de Mayo del 2013, no tengo palabras para expresar lo vivido……………..bakan….!!! saludos

  5. Hugo Espinosa Elgueta says:

    Hace 2 dias 15_05_2013 tuve la oprtunidad de conocer la isla, y es realmente sorprendente, soy fotografo y he tenido la oportunidad de conocer todo chile y no siempre se logra capturar imagenes tan descriptivas como la que he logrado alli. Recomiendo conocerla es una poesia. (la pasarela esta reparada).

  6. Carola says:

    como llego?

    • Raúl I. Meza Lorca says:

      Carola
      Gracias por tu comentario en mi blog ARQUITECTURA | 20.
      Si vienes en auto o locomoción desde el norte (Ancud, Chiloé), por la ruta 5 tomas un cruce hacia la izquierda (este), hacia Quemchi, ubicado en el sector de Degañ. (está todo debidamente señalizado).
      Son alrededor de 23 kilómetros desde el cruce hasta la ciudad de Quemchi. Cuando llegues, habrá un cruce y señalización respectiva, tomas el camino a la derecha (sur), que al principio es pavimentado y luego de ripio.
      Finalmente, a 1 o 2 kilómetros desde Quemchi; viendo el mar, verás la isla Aucar, es pequeña; y notarás el puente largo de madera. Tomas un pequeño cruce hacia el mar, justo donde hay una empresa pesquera, y antes del puente de madera te puedes estacionar.
      Ojalá te haya servido las indicaciones.

      Saludos!

  7. christian Henríquez says:

    Hoy visité esta pequeña Isla y en realidad es mística su tranquilidad es envolvente.
    Fco Coloane tenia muchas razones en ponerle Aucar “isla de almas navegantes….
    Muy bonita..

  8. valentina says:

    Sin duda un lugar para visitar.tambien felicitaciones para el colegio que oarticipo en la construccion del hardin.sigan cuidando estos lugares. Visitantes cuiden y respeten estos hermosos lugares. Valentina

    • valentina says:

      Valentina gusev. Villa alemana 5 region Chile lindo..sorry por errores ortograficos..las letras son muy pequeñas..jiji

  9. eduardo says:

    he visitado todo chiloe en marzo 2015 y al llegar ala isla de aucar absolutamente solo en horas de la siesta, fue una experiencia increíble, tanto que digo que fue lo que mas me impacto de todos los lugares que conoci en chile.- y a ti juan Gonzalo David romero quinteros, te envidio haber ido de noche y lloviendo, me queda pendiente eso también.- Lugar mágico, debemos cuidarlo todos , los lugareños y los visitantes.-

  10. juan says:

    Juan.
    Conocí este hermoso lugar en febrero de 2015, es maravilloso, junto con la biografía y obra de Francisco Coloanne. Conozco Chiloé desde el año 1980 y jamás escuché de este lugar tranquilo, ideal para dedicarse a uno mismo. Invito a quien tenga la posibilidad de llegar a Chiloé visite Aucar ” Isla de las Almas navegantes”.

  11. juan says:

    Juan.
    Conocí este hermoso lugar junto a mi familia en febrero de 2015, es maravilloso, junto con la biografía y obra de Francisco Coloanne. Conozco Chiloé desde el año 1980 y jamás escuché de este lugar tranquilo, ideal para dedicarse a uno mismo. Invito a quien tenga la posibilidad de llegar a Chiloé visite Aucar ” Isla de las Almas navegantes”.

  12. MARCOS says:

    ALGUIEN SABE COMO SE LLAMA EL ESTERO QUE LLEGA AL MAR UN POCO ANTES DEL INICIO DEL PUENTE Y AL COSTADO SUR DE ÉSTE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: