Caleta Tortel: La ciudad más caminable de Chile


En enero pasado, tuve el privilegio de conocer parte de la Patagonia Chilena, en la XI Región de Aysén, que es uno de los lugares más hermosos que existen en Chile – creo yo – donde el “orden” de la naturaleza chilena (llámese Cordillera de Los Andes al este, Depresión intermedia al centro, Cordillera de la Costa al oeste con el mar) se cambia drásticamente; es un territorio donde las islas se disgregan junto a glaciares, donde la cordillera de Los Andes se va hacia el oeste y crea microclimas en algunos lugares, y diferencias notables del estado del tiempo entre un lugar y otro; donde el paisaje puede pasar de semi- desértico a verde profundo, y a blanco invernal de los Campos de Hielo.

Entre estas expediciones de la Patagonia aysenina, conocí la Caleta Tortel, ciudad ubicada entre altos cerros nevados, tapizados de bosque virgen, y con fiordos de color blanco en sus aguas. Es una ciudad que está en medio de la cordillera de Los Andes y junto al mar, cosa extraña pero hermosa a la vez.

La ciudad de Tortel, al estar emplazada cercana al mar y en la ladera de los empinados cerros, no da mucho lugar a planicies importantes, la mayoría de su topografía es abrupta, y es casi imposible dar lugar a calles para autos. Por una cuestión de relación con el mar y la desembocadura del Río Baker, para subsistir de la explotación y comercialización del ciprés de las Guaitecas; la ciudad se halla ahí, al borde de todo. Por esto, la conexión se da por largas pasarelas de ciprés entre las viviendas, y finalmente son las que estructuran a la ciudad, dándoles una identidad muy fuerte.

Al hablar de Caleta Tortel, de inmediato se piensa en la palabra “Pasarela”, pues una ciudad que no depende del automóvil para subsistir, sino que del mar y de las caminatas a pie. A Tortel llegan muchos, pero muchos turistas extranjeros a descansar allí y luego ir por mar a algunos ventisqueros cerca, porque está en una posición estratégica entre los dos campos de hielo, el Norte y el Sur; y desde allí se hacen expediciones por lancha hacia éstos.

Al ingresar a la ciudad por automóvil, hay una gran planicie que es el Estacionamiento de la ciudad, donde hasta allí se llega para posteriormente entrar a ella caminando por sus interminables pasarelas, y bajar una gran cantidad de escaleras hasta el bordemar, para encontrarse con casas, plazas techadas, muelles pequeños de lanchas, y árboles nativos que crecen como maleza entre la ciudad, cosa maravillosa de ver.

Entre sus pasarelas de 1,5 metros de ancho, todas con nombre, atraviesan las personas caminando y saludándose aunque no se conozcan necesariamente. De hecho cuando caminaba por la ciudad, toda persona que venía en dirección contraria me saludaba. Pensé que el ancho de las callejuelas de madera pueden ser el causante de dicha interacción social, y lo tomé como una lección como futuro arquitecto y urbanista.

Entre la espesura del bosque nativo patagónico, la ciudad aparece de pronto con más madera, pero geometrizada con algunas casitas llamativas, lanchas de vistosos colores y la infaltable pasarela.

De cerca se ve el patrón que se repite en todas las pasarelas del lugar: su forma. Son una serie de diagonales entrecruzadas para estabilizar bien la estructura, y por fuera de la parte caminable, hay otras más cortas, haciendo que el pasamanos no se abra.

Atravesando la ciudad de 600 habitantes, se ven elementos propios de una urbe: un recinto religioso (templo evangélico), uno que otro letrero indicando el sector o el nombre de la calle, y una plaza techada amplia indicando el lugar central de Tortel donde están los edificios públicos, por supuesto agarrados de la pendiente y conectados por pasarelas.

He aquí el centro de la ciudad, evidenciado por los vivos colores y por la infraestructura un poco más grande que las viviendas vecinas. Llama la atención su “Plaza de Armas”: una glorieta, diciendo precisamente lo que es; algunos bustos de personajes nacionales (O’ Higgins, Prat), con un piso de madera de ciprés.

Al irme de Tortel, después de una larga caminata por la ciudad; se ve permanentemente este bello espectáculo que ofrece la Cordillera de Los Andes por el otro lado, y este camino, que va para Cochrane debe atravesar este gran cordón montañoso. Son un poco más de 100 km. de paisaje prístino y maravilloso del río Baker, de montañas con cascadas y de bosque espeso de ñirres, cipreses y coihues; que ojalá se mantuviese por siempre así para futuras generaciones.

Es posible afirmar que Caleta Tortel es “la ciudad más caminable de Chile” porque el auto allí no tiene protagonismo, sino el peatón y la lancha. La interacción social es intensa, no hay distinción ni diferencias entre la gente: por ejemplo hay un buen trato entre turista y lugareño.

Me llamó la atención que un visitante a Tortel le conversaba a un lugareño (un tortelino) las siguientes palabras:

– Estimado, sería bueno que en esta ciudad hubieran calles para los autos, porque vaya que es cansador caminar tanto… pero así la ciudad perdería su identidad y no tendría ninguna gracia…

– Así es po’ caballero.

Gracias a su identidad de “Ciudad de las Pasarelas”, la ciudad se ha ganado un sitial importante en el país, pues es única, no es copia de otras realidades. Aquello deberían aprender las demás ciudades chilenas, que tienen gran potencial con lo propio y que debieran aprovecharlo para beneficio de la comunidad, no instaurando malls o casinos a destajo, como ya ha pasado en muchas urbes nacionales; sino ir en la búsqueda de las cosas que ya se han ganado con el tiempo.

ARQ|20 Síguenos en Twitter: arquitectura20

 

Anuncios

Acerca de Raúl Meza Lorca
Arquitecto, de la Universidad Austral de Chile. Diplomado en Tipografía, en la Universidad de Chile.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: