Paisajes de la Patagonia Aysenina


La Patagonia Chilena da para sacar miles de fotografías, e incluso ni siquiera las mismas dan para expresar lo que se siente estar allí, entre paisajes increíbles que cortan el aliento de bellos y terribles, entre climas distintos y entre poblados que, por su dimensión, quedan sometidos a una naturaleza poderosa y amenazante.

En Chile, nos tocó una Patagonia más bien abrupta y compleja, a diferencia de otra Patagonia con un horizonte recto e interminable como lo es la Argentina. Nos tocó un entorno difícil y misterioso, donde cuesta atravesar, y donde cada rincón guarda cosas insospechadas, donde el agua es protagonista.

Protagonista es, por ejemplo este lugar donde muestra la fotografía anterior, que es cercano a Puerto Guadal, un poblado perteneciente a la comuna de Chile Chico, donde hay una laguna inmediatamente al lado del Lago General Carrera, con islas al fondo junto a la Cordillera de Los Andes. Maravillosa vista.

Más imágenes de esta Patagonia, a continuación.

Por otro lado del Lago General Carrera, entrando hacia Puerto Ibáñez, un color del agua blanquecino, un paisaje casi inhóspito, y una sola vivienda entre la majestuosidad del paisaje. Casi siempre por estos lados se evidencia la presencia humana con una vivienda rodeada de árboles plantados para protegerse del viento fuerte.

Una vez que se sale del pedazo de lago encerrado del General Carrera (donde está Puerto Ibáñez) se accede a una inmensa porción de lago interminable y más peligroso, donde el color de las aguas cambia de verdoso a azuloso muy potente. En este atardecer, en el entorno del Lago, hay un tremendo contraste de luz que se cuela entre las nubes rápidas de estos parajes.

De nuevo en el lado pequeño y guardado del Lago General Carrera, hay un viento muy fuerte con cerros secos y agrestes. En medio, la barcaza Chelenko llevando vehículos desde Chile Chico a Puerto Ibáñez; una muestra de tenacidad en el aislamiento.

Esta es otra cara del mismo lago gigantesco. Desde el sector de Puerto Guadal, mirando hacia el peligroso “Paso de Las Llaves”, donde pasa un camino bordeando en cornisa la cordillera hacia Chile Chico, y donde la muerte está ahí permanente, en una ruta pegada al cerro y a un acantilado gigantesco.

El lado más azuloso del Gral. Carrera, mirando hacia la Cordillera de los Andes, donde las nubes del Oeste llegan hasta allí, permitiendo a la zona de Chile Chico y Puerto Ibáñez tener casi siempre días de sol (en verano), en contraste a la zona más cercana al Océano Pacífico, donde llueve más.

De camino a Chile Chico desde Puerto Guadal, hay, entre una planicie tranquila, un profundo corte en el terreno que casi ni se percibe desde lejos, es muy peligroso como hermoso. Es la Garganta (o Quebrada) del Diablo, donde al parecer, se abrió la tierra ahí, y por éste pasa un pequeño río.

Más cerca de Chile Chico, hay una verdosa laguna, que se llama “Laguna Verde”, casi sin vegetación alrededor.

Este lugar es la desembocadura del Lago General Carrera, donde pasa al Lago Bertrand y posteriormente al hermoso río Baker.

Evidencia de construcción humana entre los cerros cercanos a Mallín Grande (comuna de Chile Chico), un corral rústico hecho con simpleza.

Un letrero en medio de la nada que anuncia la llegada a Chile desde Argentina, específicamente desde la localidad de Los Antiguos, hacia Chile Chico. Después de las planicies argentinas eternas, viene un recibimiento de un cordón de cerros hacia Chile, lo que anuncia que viene detrás una complejísima maraña topográfica que cautiva.

Un imponente Cerro Castillo, un promontorio  rocoso y puntiagudo que se anuncia como hito, y que se ve desde casi todos los lados entre Villa Cerro Castillo y Chile Chico.

Camino entre Cochrane y Caleta Tortel, otros cerros impenetrables y maravillosos.

Por otro lado, en Chile Chico una pequeña planicie cultivada con acequias de aguas cristalinas que antecede a la pampa patagónica argentina. En estos lugares sólo se oye el ruido del agua, del río Jeinimeni en las mañanas, de grillos, pájaros y algunos perros. Es el ruido apacible de la naturaleza.

Este es el hermoso y controvertido Río Baker, justamente en el valle donde se emplazaría una de las represas del polémico proyecto HidroAysén e inundaría esta cuenca en muchas hectáreas. Si bien casi no viven muchas personas al lado de este río (llegado a Cochrane específicamente, pues en Tortel y Puerto Bertrand viven muchas familias cerca del mismo), el proyecto inundaría mucha biodiversidad e inevitablemente afectará a los animales que viven en la zona. Es de esperar que este proyecto no se haga, pues el Río Baker es, por decir, el “centro de la Patagonia de Aysén”, y muy visitado por turistas impresionados de conocer la furia de este cauce para navegarlo.

Es, también este río un paisaje que le otorga identidad a nuestro país, destacado por tener parajes naturales impresionantes y muy diferentes. La foto corresponde a la confluencia de los ríos Baker y Neff, en el que este último proviene de un ventisquero.

Por el Lago Bertrand hay un pueblo muy tranquilo y hermoso a orillas de éste (Puerto Bertrand), que disfruta del verdor de sus aguas y donde se practica pesca deportiva. Arriba del lago se encuentra un cordón montañoso y los Campos de Hielo Norte.

Hacia Caleta Tortel hay simplemente bosques vírgenes atravesados por una carretera que no alcanza a opacar esta naturaleza imponente.

Un río y una cascada entre muchos de los saltos de la Cascada El Maqui, camino de Chile Chico a Puerto Guadal.

La espesura verde entre las rocas húmedas en la Cascada el Maqui.

Desde la periferia de Coyhaique, se aprecia un gigantesco cerro como cortado con cuchillo. Este entorno circundante a esta ciudad capital regional, se caracteriza por ser de contrastes topográficos, una diferencia tan abrupta entre la planicie y los cerros.

Monumento al Ovejero, en Coyhaique, con unos cerros que se asoman imponentes, y un cielo muy azul de verano.

Anuncios

Acerca de Raúl Meza Lorca
Arquitecto, de la Universidad Austral de Chile. Diplomado en Tipografía, en la Universidad de Chile.

5 Responses to Paisajes de la Patagonia Aysenina

  1. Hermosos lugares

    Un saludo

  2. Nora Luisa Silva B. says:

    Es sobrecogedora la belleza del lugar, para mi, reafirma la existencia del Creador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: