Dibujos en el taller | Breves

En 2006, el primer año de mis estudios en la carrera de Arquitectura, todo era nuevo, y me empezaba a habituar a la rutina de corrección-entrega del taller de Arquitectura de la Universidad Austral de Chile, en Valdivia.

En esta oportunidad en que hice el croquis, vino a la escuela un arquitecto alemán, que murió hace dos años, y se llama Ernst Kasper (Q.E.P.D.). Él venía todos los años a realizar concursos de arquitectura y a revisar algunos proyectos de compañeros de distintos niveles académicos; me acuerdo que él corrigió mi proyecto, y luego, me puse al otro lado de la mesa, y un poco aburrido, me puse a dibujar los rostros de las personas que estaban atendiendo a la corrección. Primero, a Ernst Kasper, de brazos cruzados, escuchando lo que decía la alumna corregida (la de la izquierda) a través de la traductora, que está al lado izquierdo del arquitecto alemán. Al lado derecho hay dos profesoras del taller, y el resto son alumnos que estábamos escuchando su cátedra en alemán traducido.

Y graciosamente, se ve a la alumna corregida muy nerviosa, con su mano sobre su boca.

En el mismo año, se nos dio una clase extraordinaria sobre cultura del profesor y antropólogo Matías Uribe, en otra sala del taller, donde igualmente yo en mi aburrimiento quise dibujar el panorama de la clase…

Son algunos momentos de ocio pero de inspiración en el primer año de la carrera, cuando la escuela de Arquitectura aún estaba en sus comienzos, cuando todo era más primitivo, y cuando se estaba definiendo la forma de hacer escuela acá en Valdivia. Y mientras, sigo dibujando; aunque estos croquis son de hace 4 años.

Mi artesanía: Cuadros de croquis sobre madera

Ahora fue mi oportunidad en que realicé artesanía, después de que expuse en mi blog las figuras artísticas que hace mi madre (artesanía en conchas >Posts: Artesanía de Mi Madre III). Para aprovechar mis conocimientos de arquitectura y de dibujo a mano alzada – el croquis – quise poner a la venta y exposición cuadros de croquis sobre chapas de madera de la arquitectura de la Isla Grande de Chiloé, en Chile.

Tenía a mi disposición alrededor de 16 maderas distintas: Mañío, coigüe, olivillo, tepa, lingue tropical, caoba rubia, ébano, mañío tropical, cedro, cerezo, pino, eucaliptus, y otras maderas más. Todos ellos sobre una base de trupán pintado, barnizado o al natural, con los que pude crear obras de arte. Leer más de esta entrada

Ventana al Horizonte: Croquis de proyecto en Corea del Sur

Acceso al Centro de la Música y teatro

Acceso al Centro de la Música y teatro

En este año, nos tocó (y aún nos toca) diseñar un centro cultural, con sala de teatro y sala de conciertos, para una isla en Corea del Sur, que se llama Neuk-Do. Es un concurso internacional de arquitectura, de universidades de Corea del Sur, de China, de Francia, de Italia y la universidad de nosotros (Universidad Austral de Chile). Durante todo el semestre, individualmente, hemos estado desarrollando este proyecto complicadísimo, por su complejidad de espacios y de usos, además emplazado en un lugar que no conocemos presencialmente, solo por fotos. Leer más de esta entrada

Algunos croquis valiosos…

Hoy nuevamente he abierto unas croqueras antiguas, bueno, no tan antiguas; creo que desde 2004 en adelante, y ya me había olvidado que había hecho estos dibujos en absoluta inspiración, pero en momentos de ocio. Y creo que es momento de darlos a conocer, porque creo que estos dibujos marcan un “hito” en mi historia como dibujante y como futuro arquitecto.

Y así con la vida urbana...

Y así con la vida urbana…

Este croquis está hecho en el año 2004, hace 5 años; y entre clases aburridas de un profesor que leía todo lo que decía en un libro (de hecho su materia era entretenida pero él no la sabía explicar) me puse a dibujar a un grupo de jóvenes entre la desolación pero movimiento de la ciudad. En ese tiempo me gustaba destacar las formas (o figuras humanas) más importantes con un grosor de línea mayor, como se ve en las personas. Las hice medio deformes, con cabeza más grande, pero igualmente estaba pensado esto. A la primera persona, que se ve más cerca, me costó mucho dibujarle la mano hacia acá; pero vi en un libro de ilustraciones de historias bíblicas a un profeta con las manos así…y esa fue mi fuente de inspiración para la pose del joven de más cerca. Leer más de esta entrada

Hojeando mi croquera… 2001, 14 años

Iglesia Castro 2001

Iglesia Castro 2001

Encontré por casualidad entre mis cosas en Chonchi una croquera vieja, la primera que tuve y que me regalaron. Estaba fechada por 2001, un poquito después del atentado a las torres gemelas en EE.UU., en octubre y yo tenía 14 años. Entre tantos escritos y dibujos sin sentido, encontré algunos croquis y dibujos dignos de destacar cuando yo estaba en octavo año, y ya mostraba algún interés por la arquitectura en algunos aspectos. Leer más de esta entrada

Croquis de ciudades imaginarias

Densidad del siglo XIX en una ciudad

Este es un croquis imaginario; una vista aérea de una ciudad del siglo XIX. En esta época predominaban los  revivals arquitectónicos (vuelta a estilos anteriores). En mi dibujo predomina la presencia de casas neoclásicas, que forman juntas una densidad, y esta distingue mucho las cuadras. Y el terreno perfila las calles y las cuadras y las casas. Leer más de esta entrada

Hojeando mi croquera… 1991 – 2007

Hice ahora una cronología de algunos de mis dibujos y croquis, desde que tenía cuatro años hasta hoy (2007), eso sí que desde el 1991 hasta el 2004 no tengo ningún registro (creo que perdí mi croquera del 2002 donde tenía otros dibujos) pues he extraviado estos dibujos; pero he tratado de hacer en una síntesis mi trayectoria artística….. trabajando el moderado talento para dibujar.
He aquí algunos croquis…
1991: Este es mi primer croquis (creo yo)…. cuando tenía 4 años, que hice cuando vivía en San Antonio, en una población de viviendas sociales (Calle Las Perdices, sector Llolleo)… esta fue mi primera visión de la ciudad, desde mi población…
Esta pequeña hoja, junto a otras dos; las hice cuando tenía esos años, y las guardó mi tía prima Ester por catorce años, yo no tenía idea de esto; hasta que ella, en el 2005 me mostró estas hojas, me las dio y yo quedé como sorprendido… porque siempre mi mamá me decía que yo a los cuatro años ya sabia leer y escribir.

Agosto 2004: me dio en este momento por hacer un dibujo de una casa antigua chilota… que es también creación imaginativa, obviamente inspirado en las casonas de mi ciudad chonchina. Leer más de esta entrada
A %d blogueros les gusta esto: