Paisajes de la Patagonia Aysenina

La Patagonia Chilena da para sacar miles de fotografías, e incluso ni siquiera las mismas dan para expresar lo que se siente estar allí, entre paisajes increíbles que cortan el aliento de bellos y terribles, entre climas distintos y entre poblados que, por su dimensión, quedan sometidos a una naturaleza poderosa y amenazante.

En Chile, nos tocó una Patagonia más bien abrupta y compleja, a diferencia de otra Patagonia con un horizonte recto e interminable como lo es la Argentina. Nos tocó un entorno difícil y misterioso, donde cuesta atravesar, y donde cada rincón guarda cosas insospechadas, donde el agua es protagonista.

Protagonista es, por ejemplo este lugar donde muestra la fotografía anterior, que es cercano a Puerto Guadal, un poblado perteneciente a la comuna de Chile Chico, donde hay una laguna inmediatamente al lado del Lago General Carrera, con islas al fondo junto a la Cordillera de Los Andes. Maravillosa vista.

Más imágenes de esta Patagonia, a continuación. Leer más de esta entrada

Chile Chico, una mezcla de sur y de norte

En el viaje que tuve a la Patagonia aysenina -en Chile- en enero pasado, estuve hospedado por muchos días en la ciudad de Chile Chico, que es una ciudad limítrofe y capital de la provincia de General Carrera en la región de Aysén. Es un poblado que está a orillas del Lago General Carrera (Que por el lago argentino se llama Lago Buenos Aires) y que está sometida casi siempre al viento que viene del Oeste; no obstante a la vez goza de un buen microclima que le otorga el valle rodeado de cerros y el mismo lago, lo que posibilita el cultivo de casi todas las especies que existen en la zona central del país.

Otro elemento curioso es que la ciudad de Chile Chico es una ciudad transandina, pues la Cordillera de Los Andes se encuentra al poniente, y por tanto la conexión con Argentina -específicamente con las ciudades de Los Antiguos y Perito Moreno- es más directa, tanto por su topografía suave como por la gran similitud de ambas culturas. El límite fronterizo es sólo una línea imaginaria.

Más de Chile Chico, a continuación. Leer más de esta entrada

Caleta Tortel: La ciudad más caminable de Chile

En enero pasado, tuve el privilegio de conocer parte de la Patagonia Chilena, en la XI Región de Aysén, que es uno de los lugares más hermosos que existen en Chile – creo yo – donde el “orden” de la naturaleza chilena (llámese Cordillera de Los Andes al este, Depresión intermedia al centro, Cordillera de la Costa al oeste con el mar) se cambia drásticamente; es un territorio donde las islas se disgregan junto a glaciares, donde la cordillera de Los Andes se va hacia el oeste y crea microclimas en algunos lugares, y diferencias notables del estado del tiempo entre un lugar y otro; donde el paisaje puede pasar de semi- desértico a verde profundo, y a blanco invernal de los Campos de Hielo. Leer más de esta entrada

Maravillas ocultas de Lago Ranco

La ciudad lacustre de la Región de los Ríos, Lago Ranco (Sur de Chile), no deja de sorprender por su complejidad de relación con la naturaleza y con su gran lago. En esta cuarta ida a la ciudad, que debí hacer para un proyecto de urbanística de mi carrera de Arquitectura de la Universidad Austral de Chile (Valdivia) que aún estoy desarrollando, encontré muchos detalles y modos de vida particulares de esta zona, y es lo que he descubierto con asombro; para posteriormente proyectar en base a lo existente.

A pesar de ser una ciudad con baja densidad poblacional, con menos de una persona por metro cuadrado (0,001 hab. x m2) y con 2205 habitantes en su área urbana, tiene sí una fuerte relación con el entorno terrestre, a través de muchos cultivos y huertas de autosubsistencia; y una disposición arquitectónica aterrazada para conseguir las mejores vistas al Lago Ranco, aunque desde todos los puntos de la ciudad se puede ver el lago, dado que la topografía facilita esa relación directa.

La imagen anterior es fundamental para entender el modo de vida particular, y también en torno a un estero, el Estero Tringlo, que hasta hace muy poco sirvió de agua bebestible para la población, y que hoy en día sigue limpio; y además tiene mucho significado para la ciudad.

Apenas bajé del bus al llegar a Lago Ranco, se percibe inmediatamente el modo de vida aterrazado, con vistas maravillosas de la masa de agua que está allá abajo; estas son cabañas cercanas al terminal.

¿Más maravillas de Lago Ranco? A continuación: Leer más de esta entrada

La pequeña y misteriosa Isla Aucar, Chiloé

Aucar es una pequeña isla que está cerca de Quemchi, en una comuna norteña de Chiloé. Es también llamada “La isla de las almas navegantes” pues un escritor chileno conocido, nacido y criado en este lugar, Francisco Coloane; la bautizó así pues asimiló la isla como un lugar donde habían muertos enterrados, esperando zarpar algún día.

Esta explicación es acertada, pues la Isla Aucar es un territorio rodeado de mar que está muy cerca de territorio firme (Cercanías de Quemchi), y las mareas hacen que a ratos la isla esté unida con esta tierra firme, donde se puede llegar caminando a esta isla, y cuando sube la marea, la isla se separa. Por esto parece un barco listo para zarpar.

Lo de “muertos enterrados” o “almas”, es que la isla es en gran parte un centro ceremonial con un cementerio pequeño, donde la memoria de muchos de los que se les murieron sus seres queridos está unida a esta isla. También hay una iglesia pequeña y un jardín botánico, lo que le da sentido a una pequeña porción de terreno en el mar.

Mapa de ubicación de la Isla Aucar, cercana a Quemchi.

Pero entre todas estas pequeñas maravillas, hay algo que le da misticismo a la isla: es un gran puente de madera nativa de 500 metros de longitud, y de 2 metros de ancho que permite llegar a la isla más fácilmente caminando a través de ella. Fue construida en los años ’80 para que en cualquier momento se pudiera atravesar a la isla, estando alta o baja la marea, y sobre todo para las celebraciones religiosas que se hacen aquí.

Más detalles de Aucar, después del salto… Leer más de esta entrada

Lo Sur

Aguas chonchinasEl sur, de Chile, es un lugar de frío y es lluvia, la que determina el modo de vida de los habitantes y cómo se acomodan al territorio.

El frío, aparece en la mayoría de los días del año como acompañante cotidiano de los sureños en sus vivencias; en las mañanas de nieblas o escarchas, en las tardes con nubes y un sol lejano que deja una larga sombra y en las noches casi nunca estrelladas sino oscuras. Este frío inunda todos los lugares del paisaje, cambia el estado cromático de la naturaleza y también cambia los rostros de las personas; se introduce en las casas de madera y lata de cualquier forma y logra entrar, a excepción de que los lugareños enciendan un gran fuego a leña para disipar su efecto. Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: