¡ARQUITECTURA|20 cumple 3 años!

Un día como hoy, un 27 de Octubre de 2007, a dos días de mi cumpleaños, decidí crear un pequeño y sencillo blog, que expresara mis inquietudes arquitectónicas mientras estudiaba (y aún estudio) la carrera de Arquitectura (de la Universidad Austral de Chile en Valdivia) que se llamó Inquietudes a los 20, dado que iba a cumplir 2 décadas de vida. Ya, después de un cambio de nombre a ARQUITECTURA | 20, y de mucho desarrollo de contenidos del blog; ahora ya cumple 3 años de existencia, y aún con todas las ganas de seguir contando y experimentando la Arquitectura desde el sur de Chile.

Además marca otro hito en mi blog: justamente este post de conmemoración es el post número 70 de todos los que he escrito en esta página.

Les quiero contar la historia de cómo se gestó este blog, y cómo fue creciendo con el tiempo: Leer más de esta entrada

Nostalgia chilota…

San Juan, Chiloé

En el canal de Chacao, al salir de la Isla, me afirmaba fuertemente en una roca de la playa, pero el transbordador (y la vida) me tiraba para soltarme… yo no quería, miraba los campos cálidos de Chiloé con tristeza, y miraba el paisaje desolador del continente… pero finalmente le dije a la isla: “voy a hacer unos trámites pero apenas termine vuelvo para estar contigo”. Y me tuve que ir.

La increíble experiencia de escalar la torre de la Iglesia de Chonchi

100_4372A lo largo de mi estadía en Chiloé, he visto y elevado mi vista a las iglesias enmaderadas, con sus gigantescas torres que actúan como faros en los canales marinos del archipiélago. En Chonchi, la torre amarillenta se ve desde todas partes y es un símbolo de la ciudad de los tres pisos; muchas veces pasaba por la plaza y observaba atentamente su apariencia exterior, la miraba hacia arriba y me sorprendía de las tremendas proporciones del edificio religioso. Otras veces, por ahí por 2001, entraba a la iglesia para observar las naves, las columnas neoclásicas, los arcos profusamente decorados de madera, la bóveda salpicada de estrellas, el altar presuntamente sagrado, la santería de madera con sus respectivos retablos de delicada factura. Torre Iglesia ChonchiEn un tiempo más me metía a otros espacios menos descubiertos de la iglesia, como una capilla al lado del altar que parecía un manto de madera, y por el otro lado – que nunca pude entrar – los artículos del ritual religioso. Leer más de esta entrada

Lo Sur

Aguas chonchinasEl sur, de Chile, es un lugar de frío y es lluvia, la que determina el modo de vida de los habitantes y cómo se acomodan al territorio.

El frío, aparece en la mayoría de los días del año como acompañante cotidiano de los sureños en sus vivencias; en las mañanas de nieblas o escarchas, en las tardes con nubes y un sol lejano que deja una larga sombra y en las noches casi nunca estrelladas sino oscuras. Este frío inunda todos los lugares del paisaje, cambia el estado cromático de la naturaleza y también cambia los rostros de las personas; se introduce en las casas de madera y lata de cualquier forma y logra entrar, a excepción de que los lugareños enciendan un gran fuego a leña para disipar su efecto. Leer más de esta entrada

La despedida de mi ciudad (relato)

A mediados de febrero, mientras caminaba por la ciudad me encontré con un conocido muy cercano, y me preguntó:

– ¿Cuándo se van a Valdivia a estudiar?

De ahí pensé: “se están acabando las vacaciones de verano”, y me dio un poco de tristeza: dejar por mucho tiempo esta ciudad tan bonita y colorida y lluviosa que nos acoge desde los años noventa, e irme nuevamente a una caótica y fluvial urbe, que hace poco ya se proclamó como capital regional. Además sería muy penoso separarme momentáneamente de mi familia, la que siempre está alegre.

Leer más de esta entrada

¡Por fin terminé la maqueta!

– ¡¡Por fin terminé la maqueta!!

Me decía yo, después de un arduo trabajo de Taller que había comenzado a las diez de la noche del día anterior, y miré la hora: había terminado (pegando la última casita) a las ocho y media de la mañana, con toda una madrugada trasnochada.
Me puse a mirarla, a contemplar esos cubos y casitas y proyectos de cartón forrado llenos de hilitos de silicona caliente tirados; en realidad el resultado final parecía de pocas horas de trabajo, pero detrás de ello estaban esas horas de madrugada con cartones y cortapapel en la mano… y el resultado era una especie de muelle en un río ancho y navegable. Leer más de esta entrada

De Chonchi a Valdivia (Parte 1)


Un 2006 me tocó la experiencia, de habitar, temporalmente, para estudiar, en Valdivia.
Desde una ciudad apacible y colorida, Chonchi, en la que yo vivía; tuve que salir de la Isla… para encontrarme con otra ciudad grande y fluvial. Al salir de Chonchi no tenía ningun objetivo con venir a Valdivia sino a estudiar en la Universidad… Leer más de esta entrada
A %d blogueros les gusta esto: