La pequeña y misteriosa Isla Aucar, Chiloé

Aucar es una pequeña isla que está cerca de Quemchi, en una comuna norteña de Chiloé. Es también llamada “La isla de las almas navegantes” pues un escritor chileno conocido, nacido y criado en este lugar, Francisco Coloane; la bautizó así pues asimiló la isla como un lugar donde habían muertos enterrados, esperando zarpar algún día.

Esta explicación es acertada, pues la Isla Aucar es un territorio rodeado de mar que está muy cerca de territorio firme (Cercanías de Quemchi), y las mareas hacen que a ratos la isla esté unida con esta tierra firme, donde se puede llegar caminando a esta isla, y cuando sube la marea, la isla se separa. Por esto parece un barco listo para zarpar.

Lo de “muertos enterrados” o “almas”, es que la isla es en gran parte un centro ceremonial con un cementerio pequeño, donde la memoria de muchos de los que se les murieron sus seres queridos está unida a esta isla. También hay una iglesia pequeña y un jardín botánico, lo que le da sentido a una pequeña porción de terreno en el mar.

Mapa de ubicación de la Isla Aucar, cercana a Quemchi.

Pero entre todas estas pequeñas maravillas, hay algo que le da misticismo a la isla: es un gran puente de madera nativa de 500 metros de longitud, y de 2 metros de ancho que permite llegar a la isla más fácilmente caminando a través de ella. Fue construida en los años ’80 para que en cualquier momento se pudiera atravesar a la isla, estando alta o baja la marea, y sobre todo para las celebraciones religiosas que se hacen aquí.

Más detalles de Aucar, después del salto… Leer más de esta entrada

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: